Twitter Facebook Instagram YouTube
BUSCAR
12 de Febrero de 2021
ACUMAR realizará análisis de plomo en sangre a habitantes de la Cuenca Matanza-Riachuelo
Durante diez días examinarán a 90 personas para determinar si existen consecuencias en la salud de adultos y niños por la exposición a fuentes de contaminación de plomo.
Compartir Facebook Twitter
En esta nota: ACUMAR, Plomo, Contaminación, Matanza-Riachuelo

ACUMAR examinará el plomo en sangre de los habitantes de la cuenca Matanza-Riachuelo.

La autoridad de la Cuenca Matanza-Riachuelo, alrededor de la cual se emplazan cinco mil industrias y viven alrededor de seis mil personas, realizará, en 10 jornadas diferentes durante el mes de febrero, exámenes de sangre para  determinar la presencia de plomo, a cerca de 90 personas. 

Los análisis se realizarán en las Unidades Sanitarias Ambientales que él organismo tiene en CABA, Avellaneda, Lanús, Almirante Brown, Ezeiza, La Matanza y Esteban Echeverría y la población convocada se determinará a partir de las historias clínicas ambientales que la Autoridad de Cuenca Matanza realiza a través de las Evaluaciones Integrales de Salud Ambiental en Áreas de Riesgo, explicaron desde el organismo.  

"Al detectar posibles fuentes de contaminación, se evalúa a la población potencialmente expuesta y se la cita para realizar una consulta toxicológica y la determinación de plomo en sangre, a través de una muestra de sangre capilar. También se cita a la población con plombemia elevada confirmada, para hacer un seguimiento", sostuvieron desde ACUMAR. 

Las muestras son enviadas a la Red de Laboratorios Toxicológicos de ACUMAR, que realiza los análisis para determinar plomo en sangre. La Red está conformada por laboratorios que funcionan en el Hospital de Pediatría SAMIC "Prof. Dr. Juan Pedro Garrahan", el Hospital Interzonal de Agudos Especializado en Pediatría "Sor María Ludovica? y el Hospital Nacional ?Profesor Alejandro Posadas". 

Intoxicación silenciosa y a largo plazo 

La intoxicación por plomo suele ser silenciosa, ya que es un trastorno de presentación subclínica. Por ello, su diagnóstico requiere análisis al detectarse posibles fuentes de contaminación. Las infancias son especialmente vulnerables a los efectos tóxicos del plomo, que puede tener consecuencias graves y permanentes en su salud, afectando en particular al desarrollo del cerebro y del sistema nervioso.  

El plomo también causa daños permanentes en las y los adultos, por ejemplo, aumentando el riesgo de hipertensión arterial y de lesiones renales. 

De confirmarse la intoxicación y, según los valores hallados, se indican recomendaciones higiénicas dietéticas, tales como: asegurar una adecuada alimentación, evitar que niñas y niños jueguen con artículos metálicos que puedan contener plomo o alejarles de ambientes que fueran utilizados para realizar trabajos o actividades con metales. 

En el caso de personas con plombemias muy elevadas, se indica tratamiento médico específico que es supervisado por el equipo de toxicología de ACUMAR, pero sólo ocurre en casos excepcionales. 

¿Qué es el plomo y para qué se usa? 

El plomo es un metal pesado presente de forma natural en la corteza terrestre al cual se le han dado múltiples utilidades productivas a lo largo de los años, tanto por su durabilidad como por su flexibilidad, formando parte, por ejemplo, de las tuberías domésticas, la soldadura de latas de conserva, como aditivo en las naftas, o en pinturas. Con el tiempo, muchos de estos usos se prohibieron o se limitó su concentración aceptada, ya que su uso generalizado ha dado lugar en muchas partes del mundo a una importante contaminación del ambiente, un nivel considerable de exposición humana y graves problemas de salud pública. 

ACUMAR, ha seleccionado al plomo como biomarcador de exposición por excelencia a los contaminantes ambientales, ya que se trata de un compuesto orgánico persistente y de útil trazabilidad tanto en los organismos vivos como en el ambiente. 

Fuentes de contaminación 

Entre las actividades que se cuentan como fuentes de contaminación se destacan las actividades laborales informales tales como el acarreo y acopio de chatarra, la quema de residuos eléctricos y electrónicos, el reciclado informal de baterías o formal sin los elementos de protección personal y buenas prácticas de cuidados.  

En muchos casos, las y los niños se encuentran expuestos en estas actividades por realizarse en el mismo hogar, o por acompañar a las y los adultos responsables en la jornada. Otras fuentes son suelos contaminados por acopio de chatarra o de origen fabril, así como pinturas con plomo en los domicilios. 

Compartir Facebook Twitter
En esta nota: ACUMAR, Plomo, Contaminación, Matanza-Riachuelo
ACUMAR Plomo Contaminación Matanza-Riachuelo
Te puede interesar
ACUMAR inició el monitoreo de la red com...
ACUMAR realizó el análisis de plomo en s...
ACUMAR presentó el Informe Anual de Gest...
Matanza-Riachuelo: Sabbatella estimó que...
ACUMAR entregó maquinaria a dos proyecto...
Twitter
Facebook
Suscribite
Te puede interesar
ACUMAR inició el monitoreo de la red com...
ACUMAR realizó el análisis de plomo en s...
ACUMAR presentó el Informe Anual de Gest...
Matanza-Riachuelo: Sabbatella estimó que...
ACUMAR entregó maquinaria a dos proyecto...
SEGUINOS
Twitter Facebook Instagram YouTube
Periferia 2019 © - Todos los Derechos Reservados
by Proweb Solutions
Twitter Facebook Instagram YouTube
Periferia 2019 © - Todos los Derechos Reservados