Twitter Facebook Instagram YouTube
BUSCAR
25 de Marzo de 2019
Brasil fortalece la investigación en Inteligencia Artificial
A través de su Programa de Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas el país sudamericano financia la transferencia de conocimiento científico a la producción.
Compartir Facebook Twitter
En esta nota: FAPESP

Inteligencia artificial en Brasil

Los primeros resultados de la inversión pública que realiza Brasil en el desarrollo y la investigación en el área de Inteligencia Artificial llegaron esta semana. 

Desde la agencia científica paulista FAPESP comunicaron que algunas de las innovaciones de sus empresas fueron incorporadas a la producción de compañías internacionales. 

La primera fue que la compañía cervecera belga AB InBev, que ocupa un 25% del mercado mundial utilizará la tecnología Flowe, de la paulista I. Systems.

La empresa anunció que para incrementar la eficacia en las líneas de producción de sus fábricas de Estados Unidos buscará introducir la tecnología brasileña. 

Este paso de Brasil en la transferencia de conocimiento al sector privado no es el primero. 

Es que las automotrices General Motors y Peugeot de Alemania ya adoptaron un sistema inteligente de inspección de calidad de partes desarrollado por Autaza Tecnologia. 

 

Financiación pública

Las autoridades paulistas del organismo de ciencia brasileño destacaron la acción del Estado como para sostener la actividad de las pequeñas empresas que invierten en IA.

Es que San Pablo instrumenta el Programa de Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (PIPE) de la FAPESP. 

"La FAPESP espera e incentiva que las empresas del PIPE tengan objetivos mundiales", manifestaron desde el organismo de ciencia.

 

Industria internacional

A pesar que las propuestas para incorporar Inteligencia Artificial brasileña provinieron desde el exterior, la FAPESP destacó como relevante que la investigación brasileña consiga aceptación internacional. 

"El hecho de romper los límites del mercado interno debe constituir un reto permanente para las industrias brasileñas", dijo Carlos Henrique de Brito Cruz, director científico de la FAPESP.

El organismo declaró que esas empresas tienen el compromiso de incentivar el contacto con el exterior puesto que son financiadas por proyectos de contribuyentes.

Con el apoyo del PIPE y del programa PIPE/ PAPPE Subvención ?una asociación de la FAPESP con la Financiadora de Innovación e Investigación Científica (FINEP) de Brasil? y con solicitudes de patente en Estados Unidos, Canadá, la India y Australia, la IA fue implementada en agro-negocios, química y papel y celulosa, aparte del de minería, entre otros.

 

Innovación competitiva

La multimodalidad del software desarrollado por Griaule ?identifica individuos por huellas dactilares y palmares, voz, imágenes faciales e iris? le redituó a la empresa de Campinas un contrato por valor de 75 millones de dólares con DoD en septiembre del año pasado. 

Al mes siguiente, Griaule fue seleccionada también por el Departamento de Seguridad Pública del estado de Arizona (EE.UU.) para ayudar en pesquisas policiales y averiguación de antecedentes penales.

Griaule contó con el apoyo del PIPE de la FAPESP en el desarrollo de sistemas de identificación por huellas dactilares y reconocimiento facial y creación de un sistema de identificación de voz. 

"Sin el apoyo económico de la FAPESP, no habríamos llegado hasta acá", dijo Iron Daher, director presidente de la empresa, en declaraciones a la revista Pesquisa FAPESP. 

La misma tecnología de inspección inteligente también se utiliza para detectar defectos en la pintura de materiales compuestos utilizados en el sector de aeronáutica.

Así empresas como Embraer (Aviones) ya contrataron los servicios de las PyMEs brasileñas. 

Autaza, otra de las compañías financiadas por el Estado paulista ahora está abriendo una subsidiaria en Ann Arbor-Michigan, cerca de Detroit, la cuna de la industria automovilística mundial. 

Pero, además, lo hace en Chicago, en la sede de Boeing. Las operaciones de venta comenzarán en abril de este año. 

"La oficina está alojada en la Aceleradora de Negocios Spark. Además de expandir mercados, el objetivo es homologar nuestros sistemas en las principales ensambladoras de automóviles", afirma Renan Padovani, socio de la empresa.

Autaza contó con el apoyo de la FAPESP en el desarrollo del algoritmo de clasificación de defectos en carrocerías y en el desarrollo industrial y comercial del producto.

"Estamos creando ahora el primer escáner 3D brasileño para la detección de defectos, e implementando la robótica en nuestro sistema de inspección", resume Padovani.

 

IA para la Salud

Algunas de las empresas apoyadas por el financiamiento estatal a las PyMEs como Hoobox Robotics, desarrollaron plataformas de reconocimiento facial que traducen expresiones del usuario en comandos para silla de ruedas.

En la actualidad, la empresa tiene alrededor de 60 clientes en 14 estados de ese país y "una lista de espera de 300 personas", de acuerdo con Paulo Gurgel Pinheiro, CEO de Hoobox.

Desde 2018, la compañía integra un programa de aceleración de Intel, el AI for Social Good, con el apoyo del cual pretende optimizar el desempeño de los algoritmos del sistema de reconocimiento facial utilizando hardware y software de la empresa. 

Compartir Facebook Twitter
En esta nota: FAPESP
FAPESP Brasil Latinoamérica Inteligencia Artificial
Te puede interesar
Acuerdan conformar una red latinoamerica...
Brasil: Bolsonaro planea reducir 87% los...
Inteligencia (y presupuesto) artificial ...
Egipto llamó a científicos de Argentina ...
Salud: Colombia busca eliminar la malari...
Twitter
Facebook
Suscribite
Te puede interesar
Acuerdan conformar una red latinoamerica...
Brasil: Bolsonaro planea reducir 87% los...
Inteligencia (y presupuesto) artificial ...
Egipto llamó a científicos de Argentina ...
Salud: Colombia busca eliminar la malari...
SEGUINOS
Twitter Facebook Instagram YouTube
Periferia 2019 © - Todos los Derechos Reservados
by Proweb Solutions
Twitter Facebook Instagram YouTube
Periferia 2019 © - Todos los Derechos Reservados