Twitter Facebook Instagram YouTube
BUSCAR
25 de Marzo de 2019
Acuerdo con China por Atucha IV: ¿Se reactiva?
El gobierno nacional dio señales de una posible reactivación del acuerdo con China para construir la central nuclear de Atucha VI. Cautela y expectativa en el sector. ¿Habrá CANDU?
Compartir Facebook Twitter
En esta nota: Atucha IV

Atucha IV

Los vaivenes del Gobierno sobre la continuidad del acuerdo con China para la construcción de Atucha IV y V dejaron secuelas en un sector golpeado por el desfinanciamiento. 

Hace días se conoció que la gestión de Mauricio Macri finalmente decidió avanzar con el acuerdo, pero en ámbito nuclear reina la cautela y las expectativas. 

Según se conoció, el proyecto contemplaría avanzar con la construcción de la IV central nuclear en la Argentina, con una inversión global de 7.900 millones de dólares.

En 15 días llegaría a Buenos Aires una misión de la empresa China National Nuclear Corporation (CNNC) y del gobierno chino para ajustar detalles con funcionarios de Energía.

La nueva central nuclear, con capital y tecnología de China, estará ubicada en Lima, el polo bonaerense de Campana. 

El préstamo chino sería del 85% del total de la obra, como se había estipulado, y el aporte local será de un 15%. 

A su vez, la tasa de interés que pagará la Argentina a China será de aproximadamente el 5,5% y el Gobierno logrará un adicional de USD 2.500 millones con una ?financiación blanda?.

Según se indica en el preacuerdo la potencia de la nueva central nuclear será de algo más de un Gigavatio (1.150 Megavatios). 

Hay que destacar que la potencia total del sistema energético es de 35 gigavatios y para 2040 debería duplicarse para no desabastecerlo, con las actuales tasas de crecimiento del consumo. 

Una vez en marcha -después de 5 años de construcción- la potencia nuclear instalada en Argentina estará por primera vez en la historia cerca de los 3 ?giga?, o gigavatios: 2.940 MW. 

¿Y la Central CANDU?

Al parecer los chinos se opusieron a que la central se haga con tecnología que no sea exclusivamente de ellos.

La decisión impacta en que Argentina no podrá transferir conocimiento científico y participar productivamente en la construcción de la central. 

En este sentido, el reactor Hualong One que trabaja con uranio levemente enriquecido (4,4%) y agua liviana, para el que no existe experiencia nacional, sería producido ?llave en mano?.

Es que la Argentina históricamente trabajó con uranio natural sin enriquecimiento alguno en las Atuchas I y II, y en Embalse, que es una central CANDU canadiense de tubos de presión. 

De estos dos diseños llamados PHWR (Pressured Heavy Water Reactor), el único con clientes recientes, presentes y futuros es el CANDU. 

Las Atuchas, centrales alemanas con recipiente de presión, son excelentes pero demasiado complejas y caras, justamente por el costo de esa enorme pieza de acero forjado cuando tiene que encerrar un núcleo gigante.

Los núcleos de las centrales de uranio natural, por definición, son volumétricamente grandes. 

Los países nucleares no resignan su trayectoria

La reactivación del acuerdo con China, en este sentido se configura como una renuncia a poner el funcionamiento el know how científico y tecnológico de nuestro país. 

Esto tienen que ver con que históricamente nuestro país produce otra tecnología (la CANDU), y su desarrollo productivo y científico tiene que ver con esa producción.

El sector nuclear está en llamas ante esta decisión que desde la Subsecretaría de Energía le confirmaron como cierta a Periferia. 

Allí se oponen a que el país ceda en el acuerdo y se traslade a la tecnología de uranio enriquecido. 

La India, con 12 copias del CANDU pedidas, 6 de ellas en construcción y 22 más en marcha, ejemplifica la cosa. 

China, cuya autoridad regulatoria ya aceptó 2 CANDU canadienses de 1000 MW para sumar a las 2 de 740 MW que compró durante el pasaje de siglo, es otro ejemplo. 

Corea, con 4 CANDU, está lo suficientemente contenta con esa tecnología como para relicenciar sus centrales para una 2da vida de 30 años operativos cuando se cumple ?la primera vida?.

Los expertos locales esperan que una nueva gestión de gobierno sirva para avanzar con la construcción de otra u otras CANDU con componentes argentinos (con financiación propia se puede llegar al 100%). 

Es que es una tecnología totalmente ?dominada?, y da la tranquilidad de producir el combustible 100% en Argentina desde 1984. 

"Comprar centrales de uranio enriquecido es comprar una dependencia tecnológica con China", aseguran.

Compartir Facebook Twitter
En esta nota: Atucha IV
Atuvha IVCANDUChina
Te puede interesar
Neuquén: los trabajadores de la PIAP ocu...
Twitter
Facebook
Suscribite
Te puede interesar
Neuquén: los trabajadores de la PIAP ocu...
SEGUINOS
Twitter Facebook Instagram YouTube
Periferia 2019 © - Todos los Derechos Reservados
by Proweb Solutions
Twitter Facebook Instagram YouTube
Periferia 2019 © - Todos los Derechos Reservados