Twitter Facebook Instagram YouTube
BUSCAR
28 de Octubre de 2019
UBA: demuestan la toxicidad del glifosato para las abejas
Un estudio conjunto de investigadores de la Universidad de Buenos Aires registró que las larvas retrasan su crecimiento hasta un 40% impactando en su supervivencia.
Compartir Facebook Twitter
En esta nota: Abejas, Glifosato, UBA, IFIBYNE, CONICET

Según los investigadores de la UBA el crecimiento de las abejas está siendo afectado por el agroquímico.

El estudio en conjunto entre dos facultades de la Universidad de Buenos Aires encontró que la presencia de glifosato en el alimento de las larvas de abejas impactó de forma negativa en su supervivencia al retrasar su crecimiento y disminuir el tamaño que alcanzan de adultos. 

Según el Servicio de Prensa y Divulgación Científica y Tecnológica de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (SLT-Fauba), asegura que "la abeja de la miel es la polinizadora principal de muchos cultivos agrícolas. En los campos, el insecto debe convivir con una gran cantidad de agroquímicos en el ambiente. Sin embargo, existen pocas investigaciones que abordan los impactos de estos compuestos sobre el polinizador". 

Convivencia con agroquímicos

En este contexto, un estudio de las facultades de Agronomía de la UBA (Fauba) y de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA (FCEN) analizó el efecto del herbicida que más se usa en el mundo, el glifosato, sobre el desarrollo de las larvas de esta abeja. 

"El herbicida se aplica en los agroecosistemas para evitar que las malezas reduzcan los rendimientos de los cultivos. Cuando las abejas se alimentan de las flores, muchas veces llevan glifosato a la colmena. Entonces, en el momento que nacen las larvas dentro del panal, ingieren miel con trazas de este agroquímico. Nosotros quisimos ver cómo esto afecta su desarrollo", explicó Jorge Zavala, docente de la cátedra de Bioquímica de la Fauba e investigador del instituto Inba (UBA-Conicet) al portal de noticias científicas. 

"Para eso, criamos larvas de abeja en el laboratorio y les proporcionamos alimento con glifosato, una situación similar a la que podría ocurrir en un entorno agrícola. Lo que encontramos fue que las larvas se desarrollaron más lentamente; es decir, muchas de ellas tardaron más en convertirse en adultas y alcanzaron pesos más bajos que las que no ingirieron glifosato. Estos resultados muestran que, aun cuando las dosis que usamos no fueron letales, las consecuencias a largo plazo serían negativas para la supervivencia de las abejas", advirtió Walter Farina, docente del Departamento de Biodiversidad y Biología Experimental de la Fcen e investigador del Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias (Fcen-UBA/Ifibyne-Conicet). 

Sobre la base del estudio publicado en la revista PlosOne, que surgió de la tesis doctoral de Diego Vázquez (Ifibyne-Conicet), Walter señaló que al crecer más lentamente "hasta un 40 por ciento" algunas abejas podrían no llegar al estado adulto, y si lo consiguieran, lo harían con un tamaño pequeño "hasta un 30 por ciento". Esto implica niveles de reservas menores y un sistema inmune empobrecido, lo cual reduce la probabilidad de que la colmena sobreviva a períodos de bajos recursos y puede alterar su dinámica poblacional. 

SLT-Fauba sostiene en su publicación que "de todas formas, Zavala aclaró que a pesar de que la información genética dentro de la colmena era la misma, las abejas respondieron diferente a los efectos del glifosato. Esto se relacionó con la ocurrencia (o no) de situaciones previas de estrés de exposición al glifosato. El efecto tóxico de este herbicida también fue evaluado mediante el análisis genético de los insectos". 

El científico añadió a SLT-Fauba que hasta hace un tiempo se creía que el glifosato sólo afectaba a las plantas, pero que en su investigación observaron los genes de las abejas para confirmar que resultó tóxico para ellas. "Pudimos detectar efectos negativos a pesar de que usamos dosis de glifosato más bajas, incluso, que las que encontramos en las colmenas a campo". 

Dificultades para percibir el sabor 

"A partir de investigaciones similares a la nuestra sabemos que las abejas expuestas al glifosato pueden tener dificultades para percibir el dulzor de un néctar y también para aprender la relación entre un olor floral y la recompensa. Esto agrava la situación de las polinizadoras, ya que la flora nativa en los agroecosistemas está empobrecida y cada vez se deben esforzar más para hallarla", contó Farina. 

Además, para concluir, Farina indicó que las colmenas sufren impactos negativos más complejos que los que hallaron en sus estudios en laboratorio, ya que en los campos existe una complejidad mayor. "Se aplica más de un agroquímico y las colmenas sufren muchos otros estreses que producen respuestas diferentes en las abejas. Por ello, a futuro vamos a continuar y profundizar estas investigaciones conjuntas en lotes productivos", concluye la publicación de Sobre La Tierra. 

Fuente: InfoCampo 

Compartir Facebook Twitter
En esta nota: Abejas, Glifosato, UBA, IFIBYNE, CONICET
Abejas Glifosato UBA IFIBYNE CONICET
Te puede interesar
México: López Obrador se pronunció en co...
Covid: Investigadores platenses del CONI...
Rubén Quintana: "Está faltando una ley d...
Sandra Nicosia: "El convenio depende de ...
Argentina se incorporó al Observatorio L...
Twitter
Facebook
Suscribite
Te puede interesar
México: López Obrador se pronunció en co...
Covid: Investigadores platenses del CONI...
Rubén Quintana: "Está faltando una ley d...
Sandra Nicosia: "El convenio depende de ...
Argentina se incorporó al Observatorio L...
SEGUINOS
Twitter Facebook Instagram YouTube
Periferia 2019 © - Todos los Derechos Reservados
by Proweb Solutions
Twitter Facebook Instagram YouTube
Periferia 2019 © - Todos los Derechos Reservados