Twitter Facebook Instagram YouTube
BUSCAR
25 de Marzo de 2019
"Un investigador que se va, deja de generar conocimiento acá, y eso no se revierte"
Periferia entrevistó a los investigadores Guadalupe Maradei, Miguel Leone y Jorge Montanari por el recorte presupuestario en CONICET.
Compartir Facebook Twitter
En esta nota:

Conicet

Jorge Montanari es biotecnólogo y especialista en nanomedicina y enfermedades huérfanas, investigador del IMBICE-CONICET.

Guadalupe Maradei es doctora en Filosofía y Letras, investigadora del Instituto de Filología de la UBA, especialista en temas de cánones literarios y género durante la dictadura militar.

Miguel Leone es sociólogo y doctor en Ciencias Sociales, investigador del Instituto de Estudios de América latina y el Caribe (IEAL), especialista en juridización de comunidades aborígenes

Con los tres dialogamos sobre presupuesto, desfinanciamiento, enfermedades huérfanas, ciencia útil y ciencia inútil en las redes y fuga de cerebros.

 

¿Que lectura hacen de la situación presupuestaria de los organismos de ciencia en Argentina?

Guadalupe Maradei: ?Hay recursos en ciencia y técnica para difundir saberes paranormales, el dinero está, pero está mal utilizado?.

Jorge Montanari: ?La sub-ejecución del presupuesto en los institutos es real y es parte del vaciamiento, es más, hay institutos que permanecen cerrados durante enero para ahorrar plata. Con la devaluación los subsidios para los insumos que se piden en los institutos valen una cuarta parte".

Miguel Leone: "La ciencia tiene que ser de financiamiento público, como sucede en todos los países, pero más tiene que estar el Estado en los países subdesarrollados, ahí hay que pegar el salto en ciencia y tecnología. Queremos devolver a la sociedad lo que nos dio como formación, pero estas políticas te expulsan. Esto es una política de Estado que forma gente, que se está desaprovechando".

Estuvieron muy presentes en el conflicto iniciado con la toma del ex Ministerio de Ciencia ¿hay un cambio en la mirada de los investigadores hoy, tras esa experiencia?

Guadalupe Maradei: ?este conflicto tuvo el desafío y la virtud de llevarnos a articular con compañeros de distintas vertientes políticas. El sistema de ciencia y tecnología es amplio y este conflicto nos está unificando. Hay un vaciamiento silencioso pero continuo en todas las áreas de CONICET. Pero, además, hay una intervención muy firme de Modernización. Fueron surgiendo organizaciones que reclamaron por los derechos de los becarios. En 2016 se nos dio un golpe mortal.

¿Qué lectura hacen de la degradación del ex Ministerio de Ciencia?

Miguel Leone: "Crear un ministerio es darle a la agenda de ciencia un lugar central. Los casos de Chile y Colombia son de voluntad de construir un enfoque que se centralice en la ciencia y la tecnología, como no pasa acá (sobre la creación de los ministerios de ciencia en ambos países). Pedir presupuesto para ciencia y técnica no es de izquierda o derecha, en los países en desarrollo se generan sistemas científicos para el desarrollo del capitalismo. El sistema científico y tecnológico es frágil todavía, se fortalece invirtiendo durante décadas, y articulando con el sector privado.

Jorge Montanari: "El ajuste hoy se hizo no cubriendo los cargos de quienes se van, no renuevan. Si no está la plata se degrada todo el sistema. Al pasar el presupuesto del 0,4 al 0,6, durante la gestión anterior, se permitió la repatriación de científicos, abrir unidades ejecutoras, valorizar el salario de los investigadores, ampliar la planta científica, decir que lo llevan al 1,5% era inverosímil".

¿La fuga de cerebros está en un horizonte próximo para el país?

Jorge Montanari: "La fuga de cerebros se ve en un horizonte que recién está empezando a despegar al socavar todas las bases del sistema científico y tecnológico. De acá a uno o dos años vamos a saber lo que impacte este desfinanciamiento, en las vocaciones, en la salida de investigadores del país. Un investigador que se va deja de generar conocimiento acá, y eso no se revierte.


Guadalupe Maradei: "El sistema actual es expulsivo. Los que tengan vocación se van a terminar yendo. Quien quiera investigar, en esta coyuntura, lo va a hacer afuera, con agendas extranjeras, y eso es muy difícil de revertir para el sistema de conocimiento de un país. Además del exilio académico, el que no se puede ir y pasa a trabajo administrativo, también es trágico porque despilfarraste recursos".

Miguel Leone: "Rivarola (miembro del Directorio de CONICET) decía que la fuga de cerebros es relativa pero existe. RAICES fue un éxito, trajo mil científicos, y lo es porque es muy difícil repatriar UN científico. Acá hablamos de gente muy formada, muy capacitada, joven, que proyecta su vida donde se dan las posibilidades concretas. Si se van 300 o 400 científicos de los mil que formamos, es una pérdida cultural, de recursos, de capacitación incalculable. Hay investigadores que están migrando".

Compartir Facebook Twitter
En esta nota:
Te puede interesar
Sólo el 33% de las mujeres en Argentina ...
Chile ya tiene fecha para la puesta en m...
CNEA: advierten que a Cambiemos le lleva...
Denuncian la grave asfixia presupuestari...
Chubut: piden actualizar la Ley de conse...
Twitter
Facebook
Suscribite
Te puede interesar
Sólo el 33% de las mujeres en Argentina ...
Chile ya tiene fecha para la puesta en m...
CNEA: advierten que a Cambiemos le lleva...
Denuncian la grave asfixia presupuestari...
Chubut: piden actualizar la Ley de conse...
SEGUINOS
Twitter Facebook Instagram YouTube
Periferia 2019 © - Todos los Derechos Reservados
by Proweb Solutions
Twitter Facebook Instagram YouTube
Periferia 2019 © - Todos los Derechos Reservados