Twitter Facebook Instagram YouTube
BUSCAR
14 de Mayo de 2020
CONICET: investigadoras platenses completaron el parentesco prehistórico de los cocodrilos
El equipo halló las cadenas genealógicas faltantes en los prestosúquidos, gigantes reptiles carnívoros que habitaron América del Sur, hace 240 millones de años.
Compartir Facebook Twitter
En esta nota: Prestosúquidos, CONICET, MACN, Ciencias Naturales

Julia Desojo, Belén Von Baczko y Oliver Rahut, el equipo que halló las cadenas parentales prehistóricas "faltantes" de los cocodrilos.

Un equipo de paleontólogas de la Facultad de Ciencias Naturales y el Museo de la Universidad Nacional de La Plata (FCNyM, UNLP), consiguió completar la cadena de parentesco prehistórica de los cocodrilos.  

Se trata de los prestosúquidos, una familia extinta de reptiles carnívoros gigantes que habitaron nuestro continente hace 240 millones de años, con los que se emparentan los cocodrilos actuales.   

Fue un equipo de investigadoras del CONICET el que lideró el estudio de varios ejemplares de prestosúquidos. "Suele creerse que la paleontología o sus novedades se centran únicamente en el descubrimiento de fósiles, pero en realidad una parte central es la revisión de colecciones antiguas", dijo Julia Brenda Desojo, una de las integrantes del equipo de investigación. 

Desojo explicó que el trabajo consistió en rastrear materiales encontrados en otro momento, volver a estudiarlos con nuevas técnicas y conocimientos para ordenarlos y reclasificarlos. 

Reclasificar colecciones  

La colección que fue revisada por las investigadoras de la Universidad Nacional de La Plata es la confeccionada por el naturalista alemán Friederich von Huene, quien vivió entre 1875 y 1969 y se dedicó a describir y nombrar decenas de especies de dinosaurios así como también de animales que existieron incluso antes, muchos de ellos recolectados en lo que hoy son Argentina y Brasil.  

Los fósiles revisados ahora aparecieron en un yacimiento de Santa María, en el estado brasilero de Río Grande do Sul (Brasil), y actualmente están guardados en el Museo Paleontológico de Múnich, Alemania, donde muchas piezas se perdieron por los bombardeos ocurridos durante la Segunda Guerra Mundial.  

Completan las relaciones de parentesco de los antecesores de los ...
Entre 3 y 8 metros llegaban a medir los antecesores de los cocodrilos, habitantes del Triásico Medio, antes de la aparición de los dinosaurios.

El estudio de estos materiales fue posible gracias a una colaboración internacional entre varios países y las novedades alcanzadas se publicaron recientemente en la revista Paleontologia Electronica. 

El re-análisis de la anatomía correspondiente a al menos seis ejemplares comenzó en 2007. "La mayoría de las piezas pertenece a Prestosuchus, el género más representativo dentro de los prestosúquidos, y muchas eran atribuidas a la especie Prestosuchus chiniquensis, pero la verdad es que había clasificaciones dudosas y materiales guardados sin nombre", describe Desojo, quien trabajó acompañada de Belén von Baczko, investigadora del CONICET en el Museo Argentino de Ciencias Naturales "Bernardino Rivadavia" (MACN, CONICET), y de Oliver Rauhut, curador y profesor de la Universidad "Ludwing-Maximilians" de Múnich.  

Un gigante del Triásico Medio 

Los prestosúquidos fueron los carnívoros más grandes y dominantes de los ecosistemas continentales durante el Triásico Medio, hace unos 240 millones de años, antes de la aparición de los dinosaurios.  

Con un tamaño de entre tres y ocho metros de longitud, tenían una apariencia similar a los cocodrilos modernos ?con los que de hecho guardan relaciones de parentesco? aunque podían mantener una postura erecta. 

Los materiales estudiados sirvieron, a su vez, para revisar y catalogar ejemplares de la misma familia hallados en diversas partes del mundo, como Polonia, Inglaterra, Suiza, India, Estados Unidos, Argentina, Tanzania, India y China.  

El rey de Pangea 

Esta distribución responde a que, en el momento del que datan los restos, los continentes aún estaban unidos formando el supercontinente Pangea, que recién comenzaba a desmembrarse en dos grandes masas: Laurasia al norte y Gondwana al sur.  

Así, develaron que Prestosuchus tiene más integrantes de los que hasta ahora se creía, ya que por sus características quedó incluida una segunda especie también surgida en Gondwana ?actual territorio de Tanzania, África? bautizada Prestosuchus nyassicus, y una tercera aparecida en Brasil que aún no ha sido nombrada.  

Por otro lado, observaron que P. chiniquensis está representado por unos cinco ejemplares distintos también hallados en el país vecino. "Los análisis de los lazos evolutivos nos mostraron que este género está más cercanamente emparentado con los prestosúquidos registrados en esta parte del planeta, conocidos como Luperosuchus  y Saurosuchus, registrados en formaciones triásicas de La Rioja y San Juan, respectivamente. Esta nueva evidencia nos ayudó a dilucidar que este grupo de grandes predadores habría tenido origen en el hemisferio sur", concluye Desojo. 

Compartir Facebook Twitter
En esta nota: Prestosúquidos, CONICET, MACN, Ciencias Naturales
Prestosúquidos CONICET MACN Ciencias Naturales
Te puede interesar
Rosario: encallaron tres buques exportad...
Entrevista a María Luz Martiarena: la in...
Científicos tucumanos identificaron un g...
Salvarezza: "La vacuna se va a lograr po...
CONICET repasó las contribuciones cientí...
Twitter
Facebook
Suscribite
Te puede interesar
Rosario: encallaron tres buques exportad...
Entrevista a María Luz Martiarena: la in...
Científicos tucumanos identificaron un g...
Salvarezza: "La vacuna se va a lograr po...
CONICET repasó las contribuciones cientí...
SEGUINOS
Twitter Facebook Instagram YouTube
Periferia 2019 © - Todos los Derechos Reservados
by Proweb Solutions
Twitter Facebook Instagram YouTube
Periferia 2019 © - Todos los Derechos Reservados